La medicina y la filosofía

Al terminar mi carrera de Filosofía y Letras Inglesas en la U.N.A.M., decidí buscar algunos cursos que complementen mis estudios ideológicos con algo meramente físico  y científico, debido a que muchas personas dicen que la filosofía es un término sofisticado para describir a aquellos que viven en las nubes.

Al estar buscando en la red, encontré un anuncio que decía Diplomados Medicina y otro que decía Diplomado en Psicología, algo que creo que se debe de parecer mucho a los estudios filosóficos, por lo que escogí los diplomados en medicina.

micro_plant-HD

Al compartir esta información con mis seres cercanos la gran mayoría de ellos me dijo que estaba tomando una decisión incorrecta, una que me haría perder el tiempo tanto como si estudiara un diplomado en música, ya que ninguna de estas dos tienen nada que ver con la carrera que estudié.

Esto no es nada que me sorprenda, debido al hecho de que lo mismo fue al escoger mi carrera cuando al terminar la preparatoria, ya que todos me dijeron que al estudiar filosofía y letras inglesas me moriría de hambre, ya que no hay nada que se pueda hacer con esa carrera.

Aunque la medicina no tenga aparentemente nada que ver con mi carrera, estos diplomados me parece que me ayudarán a desarrollar una actitud basada en resultados, debido a que los estudios y procedimientos médicos son enteramente basados en una cultura de resultados.

La filosofía, por el otro lado, en general, es un estudio de conceptos muy importantes pero también ambiguos, una ambigüedad que poco a poco crea un sentido ambiguo de operación en sus estudiantes si uno no tiene cuidado.

salud-interculturalEl problema para muchos de los filósofos es que viven en este lado del mundo es el simple hecho de que las sociedades occidentales somos sociedades basadas enteramente en resultados, ya que aquí no se puede dar un siguiente paso sin resultados. Aquí los conceptos ambiguos y no comprobados son una pérdida de tiempo.

La medicina, al ser una labor de vida o muerte, no tiene ningún tipo de margen para asuntos ambiguos, ya que un experimento de más o uno de menos puede simplemente significar la muerte de un paciente.

No obstante, existe un puente sumamente íntimo entre los estudios filosóficos y los médicos, un puente que solo pueden entender aquellos que tienen un buen conocimiento, filosóficos y médicos.

La medicina, si bien es una profesión basada enteramente en resultados, es una que tiene que seguir un cierto método científico experimental para poder llegar de una duda (enfermedad) a una cura (respuesta), un método que es también la columna vertebral de la filosofía.

En la filosofía, los discípulos de esta profesión se encuentran con enigmas morales y de muchas otras naturalezas que tienen que resolver, algo que se hace con el aquel mismo método científico experimental que utilizan los médicos diseñado para sementar en pequeñas partes una masa grande.

Creo que la medicina complementará mucho mis habilidades.

Vive hoy, que el mañana vendrá

Vive hoy, que el mañana vendrá

Hace poco estaba buscando en el internet el costo de una cirugía LASIK para mi tía (lo encontré bajo el título “cirugía lasik precio”), quien verdaderamente ya no puede con la miopía. Esto le ha causado ciertos problemas en su vida cotidiana, pues le encanta viajar en su propio automóvil, pero sus problemas de visión le impiden salir a carretera. Su desánimo ha sido tal que incluso llega a decir que se siente vieja.

La vejez es un estado en la vida humana muy difícil para aquellos que llegan ahí,, aunque nos digan lo contrario, ya que este es un periodo generalmente compuesto de pura reflexión y poco, si no es que nada de descubrimiento, algo que termina atrofiando a los seres humanos, al tiempo que la salud se apaga.

Mucho del sentido de la vida para muchas personas yace en la esperanza de poder llegar a un gran lugar mediante algún gran logro que aún no hemos tenido, lo que nos hace lidiar con el fracaso de una mucho mejor forma, ya que no importa de qué manera se haya fallado o fracasado, pues cuando hay vida por delante existe una esperanza en que el futuro nos sonría.

Older man and woman stretching together outdoors 141831555

Sin embargo, cuando uno llega a una edad avanzada, sabe que hay poco por delante y mucho que ya quedó atrás, derrumbándose como puentes quemados por ejércitos en retirada, trayendo con nosotros simplemente lo esencial de los recuerdos, quienes nos acompañaran hasta nuestro último respiro.

Es aquí, en el desierto de la vejez, cuando nuestras intenciones para con el mundo por lo general llegan a términos y a buenos acuerdos, ya que un lugar siempre se aprecia más cuando se sabe que se avecina un adiós definitivo, donde el hasta luego ya no existe.

Al estar en la cima de la vejez, uno sabe que nuestros logros se han quedado en el pasado, por lo que por primera vez comenzamos a ver el mundo de una manera desinteresada y nuestra esperanza yace simplemente en los logros de los demás, convirtiéndonos así en seres de buena intención.

Al estar en el crepúsculo de la vida, muchas veces podría pasar que veamos al pasado con anhelo y melancolía, hacia aquellos años cuando el mundo  nos quedaba corto y cuando el mar y sus profundidades eran tan solo una piscina donde tomar el sol, sabiendo o pensando que tan solo con bajar un pie tocaríamos el fondo del que los sabios dicen ser inalcanzable.

Al estar en la desembocadura de la vida nos vemos al espejo y en cada arruga en nuestro rostro vemos una historia ya concluida, un libro cerrado del cual ya no se hablara más, ya que ahora le pertenecen tan solo a las estrellas de algún pasado que algún día brilló.

Al estar cerca del final, nuestros ojos cansados se fijan en aquella única sorpresa que la vida tiene al final de su bolso lista para nosotros, aquella sorpresa que veremos solo cuando se apague el corazón y se cierren nuestros ojos, como el otoño se cierra al llegar el invierno.

Por eso vive hoy, mi querido amigo, que el mañana llegará y el hoy lo recordarás con un sentimiento acobijado con el ropaje de la felicidad y de la tristeza, creando así algo que solo el que vive en la vejez conoce en su pecho.

Experimentos

Experimentos

La salud del ser humano está ligada a sus hábitos, entorno y a su cadena genética; sin embargo, cuando la salud falla es cuando tenemos que pedir ayuda a la medicina.

La medicina es una profesión de suma antigüedad e importancia, ya que en las manos de este estudio está nada menos y nada más que el destino de la humanidad.

La medicina, como toda rama científica, es una disciplina cuyo éxito viene del error y ese error viene de una duda; ergo, la duda es la madre de la medicina.

A medida que surge una duda, tienen los médicos naturalmente que buscar la repuesta a su pregunta, a medida de ser científicos competentes y mediadores de la humanidad y el destino.

Naturalmente, no siempre se pueden obtener las respuestas que buscamos de una manera veloz, muchas veces ni siquiera en el transcurso de una vida humana, ya que hay muchas veces que los investigadores llegan a una respuesta después de varios siglos, estas personas deben de ser considerados héroes de la humanidad.

A modo de llegar a una respuesta, los científicos deben de hacer una serie de experimentaciones para así hacer un análisis comparativo entre duda y respuesta.

Este proceso de estira y afloja es conocido como experimento y una serie de estos es lo que generalmente lleva a una respuesta.

Sin embargo, no todo es de color de rosa, ya que mucha sangre corre en este proceso y muchos seres vivos mueren en lo que conocemos como experimentación animal.

La humanidad generalmente pretende jugar al sordo en cuanto a estas prácticas; sin embargo, las conocemos tan bien que hasta son parte del lenguaje coloquial en muchos idiomas, si no lo creemos, nada más debemos preguntarnos lo que significa en el amor ser usado como un ratón de laboratorio.

Esta práctica sucede todos los días las 24 horas del día en muchos países alrededor del mundo.

En México, por ejemplo, cuando vemos a la perrera, ésta  en ese momento busca perritos callejeros para capturarlos y mandarlos a los laboratorios  de ciertas universidades para practicar experimentos en ellos.

El sufrimiento que conllevan estos animales es fuera de proporción y, como ya ha sido mencionado, sucede todos los días, las 24 horas.

experimentos medEste tema es uno que los activistas de los animales se toman muy enserio y por el cual  pelean con garras afiladas.

Por el otro lado, la comunidad científica  tiene una contra respuesta a todas estas acusaciones.

Ellos preguntan al mundo qué hacer y cómo experimentar si no con animales, ya que les es imposible experimentar con seres humanos, un punto que también es válido.

Conozco una persona que actualmente está llevando un tratamiento para vitíligo que le está ayudando; sin embargo, solo de una manera parcial y él aboga, entendiblemente, por más experimentación para llegar a una cura absoluta.

Yo opino que solo se debería de practicar en animales con enfermedades terminales y no con especies saludables, ya que esto es absoluta crueldad  y falta de sensibilidad.

Cuando el tiempo no alcanza

Hace un par de días acompañé a un amigo mío al hospital, a hacerse un ecocardiograma, ya que durante las pasadas dos semanas ha sentido algo extraño en el pecho, como si “el corazón le quedara grande”, algo que suena muy raro y que tenía que checar, debido a que hemos ya perdido un amigo nuestro a causa del corazón.

problemas-cardiovasculares

Desafortunadamente, los estudios no salieron del todo bien, lo que significa que mi amigo tendrá que visitar al médico en un par de semanas, además de hacer un cambio radical en su vida, que no le será nada fácil o agradable.

Vivimos en una ciudad donde la sobrepoblación está llegando a niveles ridículos, donde les aseguro que en cinco años ya no se podrá vivir, ya que las operaciones logísticas de  los ciudadanos, que son muchas, serán imposibles; les aseguro que el trasporte público seguirá siendo algo deplorable, justo como lo es hoy.

A su vez, vivimos en una ciudad y en un país donde nadie está a salvo y donde los padres de familia no duermen cuando sus hijos salen de la casa, ya que muchas veces no sabemos si al salir se regresará.

Vivimos en una ciudad donde se trabaja demasiado y la gran mayoría no gana ni un cuarto de lo que deberían, ya que éste es un país de gente explotada y siempre lo ha sido, desde sus principios.

Vivimos en un lugar donde, uno a uno, los destinos donde era posible vacacionar ahora están entre los lugares más peligrosos del mundo, como es el caso de Cuernavaca y Acapulco, donde verdaderamente ya no se puede vacacionar.

Vivimos en un lugar donde la mayoría de las personas no pueden ver a su familia más de una hora al día, ya que muchos mexicanos y mexicanas salen a trabajar antes de que se despierte su familia y regresan cuando ellos ya están dormidos.

ecocardiograma

El vivir en una situación de esta naturaleza que nos ofrece nuestro país crea una fatiga crónica en muchos de sus ciudadanos, lo que significa que el descanso que se obtiene aquí no es el equivalente para cargar con el peso de nuestras responsabilidades de manera adecuada.

Sin embargo, las grandes corporaciones no escapan la oportunidad para aprovecharse de una situación de esta naturaleza, para implementar sus productos adictivos a una población que no tiene de otra más que consumir o morir de cansancio.

Este es el caso de las bebidas energéticas que han entrado con la fuerza de un volcán furioso en un lugar donde muchas personas están exhaustas; sin embargo, el rendirse significaría el que sus familias mueran de hambre.

Si uno se fija detalladamente, muchos ciudadanos y ciudadanas padecen de ojeras y de todos los síntomas de la fatiga crónica y no les queda otra más que consumir bebidas energéticas diariamente, las que son un verdadero veneno.

Mi amigo es uno de los esclavos de aquellas bebidas energéticas que han causado tantas muertes.

El doctor le ha ordenado dejar de tomar estas bebidas forzosamente, como condición de recibirle la siguiente ocasión.

Una percepción dormida

El ser humano como especie constituye un grupo social, el cual tiende a dar lo percibido como desapercibido, debido a la continuidad con la que lo percibido acaricia nuestros sentidos, hasta el punto de adormilarlos como la boca del murciélago adormece a la piel de su víctima, a modo de prevenir su detección.

percepcion

Este fenómeno es uno que causa mucha ansiedad entre los hombres, ya que muy frecuentemente el objeto de nuestra búsqueda parece esconderse debajo de la tierra, en el momento en que más nos acercamos a él, de la misma manera que la gallina ciega se esconde del furioso agricultor.

De cierta manera, el hábito humano de dejar de percibir lo frecuentemente percibido es como si alguno de nuestros sentidos estuviera perdiendo aquella agudeza que lo diferencia las piedras.

A su vez, este fenómeno es uno que reduce la felicidad del hombre, de la misma manera que el aceite reduce los beneficios del agua ante la boca de un sediento en el corazón del desierto.

Este fenómeno es lo que conocemos como el ver la mitad de nuestro vaso vacío o lleno, a modo de enfrentar las diversas situaciones buenas y malas que conforman a la vida de los seres humanos.

Es importante entender que el espíritu humano tiene la capacidad y fuerza de hacer oro del polvo y fuego del hielo, ya que nuestro mundo interior tiene la habilidad peculiar de hacer de la realidad una receta propia.

Sin embargo, no debería de haber necesidad, en la mayoría de los casos, de tratar de filtrar la realidad a través de un lente color de rosa, cuando en verdad entendemos la vida como realmente es y cuando podemos encontrar perlas negras  en la cueva de la noche de la incertidumbre.

El dejar de percibir lo que con frecuencia percibimos es una de las razones primordiales de la infidelidad de nuestros sentidos con la felicidad, ya que la falta de felicidad, como lo dice este concepto, es la falta o la ausencia de algo, dicha ausencia es simplemente causada por una fuerte falta de percepción por parte de individuos dormidos en la melodía de la obscuridad.

Muchas personas abogan a su favor cuando esta falta de percepción se hace presente, afirmando que su infelicidad es simplemente un espejo del mundo a su alrededor y que es inútil pensar que un círculo es un cuadrado cuando en realidad no lo es.

Distorsion-realidad

Conozco el caso de un amigo de mi padre, quien es una persona que posee una inmensa fortuna y una vida, en todos los sentidos, que muchos considerarían como una esculpida por el mismo Dios. Sin embargo, este señor siempre se quejaba de todas las cosas menores que acontecían fuera de su voluntad durante su día, hasta que un buen día le diagnosticaron una condición que estaba acabando con su vista, por lo que tuvo que tener un trasplante de un lente intraocular.

Durante el proceso de diagnóstico, así como durante su ceguera parcial, este señor aprendió a valorar lo que tenía.

¡No esperemos a que nos pase lo mismo!

¿Necesito vacaciones o simplemente dormir?

Llevo unas semanas en las que no he visto mi suerte, ni en el aspecto laboral ni en algún otro de los que para mí son más relevantes.

Todo comenzó un lunes, ¿acaso podría ser otro día? Empezaba la última semana del mes y eso, en la oficina, significa principalmente una cosa; no el entusiasmo por la proximidad del día de pago, sino una carrera contra el tiempo para entregar los reportes de desempeño.

mala-racha

No es por presumir, pero yo siempre cumplo puntualmente con este compromiso, pues voy preparando toda la información que necesito desde algunos días antes. Sin embargo, en esta ocasión y por motivos que no lograba identificar, no tuve tiempo de hacerlo. Así que llegó aquel fatídico lunes y yo ya estaba un poco atrasado con mis obligaciones del mes.

Me costó trabajo avanzar ese día, pues además de los reportes, hay que dar continuidad a las tareas cotidianas. Pero como estaba dispuesto a terminar por lo menos la mitad del trabajo, decidí quedarme una hora más.

Concluí lo que pude y para no perder el buen hábito, al salir de la oficina fui al gimnasio, como hago cada tercer día. Me sentí motivado al ponerme la ropa deportiva y dirigirme al área de las caminadoras; pero no bien había corrido cinco minutos, cuando ya me sentía agotado. Esto me preocupó más que los atrasos laborales, porque hago ejercicio de manera regular desde hace un buen tiempo y eso había mejorado mucho mi condición física; por lo menos hasta ese día.

Pero lo peor aún estaba por venir. A mitad de semana tenía una cita con mi novia para ir al teatro. Ese día salí de la oficina lo más temprano que pude, pasé por mi chica y nos dirigimos al auditorio. Por fortuna, el tránsito estaba tranquilo y llegamos a tiempo. No obstante, después de algunos minutos de haber comenzado la función, en realidad no sé cuántos, ¡me quedé completamente dormido!

El problema se hizo aún más grande, porque no se trataba de cualquier obra, sino de una en la que actuaba el hermano de mi novia. No es de extrañar que ella viera mi caída en brazos de Morfeo como una ofensa personal. Yo estaba realmente apenado y preocupado, además. Por supuesto que mi reacción no fue un desprecio hacia la obra, pero realmente no me di cuenta de cómo y cuándo fue que me venció el sueño.

discusion-pareja

De ahí en adelante, todo se complicó. Mi novia estaba enojada y apenas me respondía unas cuantas frases cuando le hablaba por teléfono. Las jornadas laborales me dejaban agotado y al salir no tenía más ganas que de irme a casa. En cuanto a los reportes, me atrasé dos días en la entrega, cosa que nunca me había sucedido. Y para cerrar con broche de oro, al final de aquellas locas semanas contraje un fuerte resfriado, que me llevó hasta la consulta médica.

El doctor me auscultó a consciencia y ya que no encontró señales de infección o algún otro problema, me preguntó si había pasado por mucho estrés recientemente. Le di un breve resumen de cómo habían estado mis días en el trabajo y al terminar, en tono de broma, comenté, “La verdad no sé si necesito vacaciones o simplemente dormir bien”.

Fue hasta entonces que caí en la cuenta de una constante en mi mala racha; durante todos esos días no había podido dormir bien. El doctor pareció leer mis pensamientos, porque sonriente me dijo, “Parece que usted mismo acaba de dar con el diagnóstico”.

Entonces me dio una breve pero precisa explicación de lo que un buen descanso hace por nosotros. Lo sintetizó en tres beneficios: el sueño regula el metabolismo, da “mantenimiento” a todas las funciones de nuestro cuerpo y a nivel neurológico, permite que nuestro cerebro procese y almacene la información que recibió durante el día.

Luego me dio una serie de recomendaciones para lograr un sueño reparador. Lo primero, desconectar, tanto de los pendientes y preocupaciones del día, como de los dispositivos electrónicos; estos, además de distraernos, mantienen el cerebro en alerta, debido a la luz que transmiten.

colchones-viscogel

También es importante comer una cena ligera, con alimentos nutritivos y fáciles de digerir. La habitación debe tener una temperatura media, es decir, que no se sienta frío ni calor, debe estar aislada de la luz y el ruido y sin muchos más muebles que el armario, la mesita de noche, la cama y un buen colchón. Por cierto que para este último aspecto, me recomendó invertir en colchones de gel, que se adaptan al cuerpo y le dan el soporte necesario a cada parte.

Así que esta semana comienzo con esta nueva “higiene del sueño”. Espero notar pronto un cambio, porque aún falta para las vacaciones y no creo que ni mis proyectos ni mis relaciones aguanten mucho, si no consigo pronto un buen descanso.

Los males genéticos

Los seres humanos, así como todo ser vivo, somos productos de una larga cadena llamada genética.

La genética como estudio comenzó con las deducciones y trabajos de investigación de un fraile agustino llamado  Johann Mendel, en el año de 1866. Mendel estudió el comportamiento celular de los chícharos y a partir de sus observaciones formuló una serie de hipótesis, que posteriormente se conocieron como las leyes de Mendel.

En el año de 1869, Friedrich Miecher descubre una cadena de genes compartidos, con cuyas raíces llegan hasta el principio de los tiempos, algo que conocemos como ADN.

genetica

La genética es una vía por la cual cada individuo recibe atributos físicos y psicológicos de sus ancestros, que se remontan hasta el principio de los tiempos.

Es común que un grupo familiar padezca de los mismos males, como ciertas enfermedades, y bienes, como algún talento extraordinario, como lo son con frecuencia la pintura ya la música.

Entre las cosas más heredadas, además de la obesidad y la diabetes, está el gen de la alopecia, mejor conocida como la calvicie.

La calvicie es un proceso de deterioro, mediante el cual cada cabello sufre un adelgazamiento y subsecuentemente la caída.

La alopecia puede afectar toda parte del cuero cabelludo, sin embargo es común que las partes más afectadas sean la coronilla, así como la parte frontal de la cabeza.

alopecia

La alopecia puede afectar a ambos sexos y puede suceder en cualquier momento desde la pubertad hasta la vejez.

Es común que al imaginar una cabeza calva, la primera idea concreta que llegue a nuestro ser sea la de una edad avanzada.

Sin embargo, este formato ideológico no puede distar más de la realidad, ya que existen individuos que al cumplir los 19 años de edad ya sufren de una alopecia severa.

Gracias a Dios y a la ciencia, el ser humano ha tomado cartas en el asunto para corregir lo que parece ser un error de la genética, ya que lo natural es contar un una cabeza poblada de cabello.

Hoy en día existen varios procedimientos para la regeneración capilar, como lo es la técnica  FUE, un procedimiento de implante que no deja cicatriz alguna.

Si tú ya presentas alopecia o sabes que tienes propensión genética a padecerla, consulta a tu dermatólogo para que prescriba el tratamiento más adecuado, con el que pronto puedas decir ¡Fuera Calvicie!

No al envejecimiento

El cuerpo humano está diseñado para sufrir cuatro principales metamorfosis antes de apagarse; nacimiento, crecimiento, reproducción y envejecimiento.

Es natural en la mayor parte de los individuos el querer mantenerse lo más frescos y jóvenes que sea posible, durante la mayor cantidad de tiempo.

antienvejecimiento

Por supuesto que es imposible mantener la flor de la juventud en nuestras manos por siempre, pero sí existen ciertas técnicas de antienvejecimiento que pueden ayudarnos, como las siguientes:

CUIDADO DEL CABELLO

Lo primero que pensamos, o al menos los hombres, al decir la palabra edad avanzada, es alguien sin cabello o este de color blanco como la nieve.

Lo que muchas personas olvidan es que nuestra calidad de vida esta reflejada en la calidad de nuestro cabello, tan es así que mediante el análisis de un solo cabello un medico puede determinar un sinfín de elementos de una persona incluyendo si esta haya probado la droga en algún punto de su vida y que tipo de sustancia fue.

sentirse-joven

EJERCICIO REGULAR 

Aunque hay veces que puede costar mucho trabajo levantarnos del sillón a hacer ejercicio , si uno quiere obtener una buena porción de antienvejecimiento, es necesario ejercitar nuestro cuerpo.

Al hacer ejercicio ayudamos a todos nuestros sistemas a funcionar y a deshacerse de aquello extra, que entorpece al cuerpo física y mentalmente; sin embargo, nunca hay que excederse.

DIETA 

Es bien sabido, aunque muchas veces lo olvidemos, que somos lo que comemos. Esto significa que si comemos comida chatarra, nuestro cuerpo, al igual que un viejo automóvil, tendrá un funcionamiento chatarra.

antienvejecimiento-dieta

La ausencia de las necesarias vitaminas y minerales causarán un degaste en nuestro cuerpo, que de sí o sí será visible y nos hará ver mas acabados. Es por esto que debemos de combinar todos los grupos alimenticios efectivamente para así lucir  fuertes como el hierro y frescos como una lechuga.

DORMIR BIEN

Se dice que el sueño es una simulación de la muerte; sin embargo, esto no puede ser más equívoco, ya que el sueño es aquello que ahuyenta a la muerte y la manda a descansar.

El dormir bien ayuda al crecimiento del cabello, adelgazamiento del cuerpo y a la regeneración de células.

Si este proceso se hace ocho horas al día, le aseguro a usted que vivirá mucho y en un muy buen estado.

Corre por tu vida

¿Recuerdas aquellos días en que caminabas a la escuela, tomabas la bici o los patines para ir a la tienda o paseabas por el parque para despejar tu mente? ¿No? Entonces, eres otra víctima del gran mal de nuestro tiempo, el sedentarismo.

El desmesurado crecimiento de las ciudades, la falta de calles peatonales y la inseguridad en general nos han vuelto dependientes del automóvil y el transporte público. Lo anterior, además de tener graves efectos ambientales, ha perjudicado notablemente nuestra salud.

running

El sedentarismo es una de las principales causas de sobrepeso y obesidad, enfermedades que, a su vez, desencadenan padecimientos más graves, como los trastornos cardiovasculares y la diabetes.

Rescatar algunos minutos de nuestras ocupadas agendas para destinarlos al ejercicio nunca ha sido tan necesario. Uno de los ejercicios más atractivos y saludables que se pueden practicar es correr.

Aunque iniciarse en la práctica puede ser algo difícil, sobre todo mientras adquieres condición física, una vez que te acostumbres, no querrás dejarlo.

Uno de los primeros beneficios que sentirás es la disminución del estrés. Correr en espacios abiertos te da una grata sensación de libertad; los problemas se diluyen, mientras empiezas a concentrarte en el ritmo de tu cuerpo en movimiento.

Otros aspectos fisiológicos que mejoran con el running son el metabolismo, la respiración, la salud cardíaca y el tono muscular. Además, si haces los calentamientos y estiramientos adecuados, también podrás superar las posibles desventajas que implica este deporte. Una de ellas es incrementar la producción del cartílago que protege las articulaciones. En efecto, con un buen entrenamiento, no perjudicarás tus rodillas al correr.

Un nivel de actividad física como el que se genera al correr también mejora la circulación, activa la regeneración celular y combate los dolores de cabeza (incluso las migrañas).

Para iniciarte en el running, conviene que primero te practiques un chequeo médico general, para descartar cualquier problema de salud. Comienza con sesiones de diez o quince minutos; si no puedes resistir todo el tiempo corriendo, intercala con caminatas rápidas, pero evita detenerte. Incrementa el tiempo conforme sientas que ganas condición física, hasta llegar a los 40 o 45 minutos. De acuerdo con los especialistas, conviene mantener este entrenamiento un mínimo de tres veces por semana. No olvides hacer estiramientos antes y después de correr.

No esperes más para activarte y ¡corre por tu vida!